lunes, 10 de marzo de 2008

Rarezas

En el año 2007, Guillermo Vargas Habacuc, artista, cogió a un perro abandonado de la calle, lo ató a una cuerda en la pared de una galería de arte y lo dejó allí para que muriera lentamente de hambre y sed: Durante varios días, tanto el autor como los visitantes de la galería de arte presenciaron impasibles la agonía del pobre animal: hasta que finalmente murió de inanición. Video:

La prestigiosa Bienal Centroamericana de Arte decidió que fue arte, y de este modo Guillermo Vargas Habacuc ha sido invitado a repetir su cruel acción en dicha Bienal en 2008.

Forme su propia opinión...

2 comentarios:

Angelus dijo...

Estoy de acuerdo en que no hay que torturar a ninguna forma de vida en nombre del arte. Pero tambien es cierto que todo este revuelo no es mas que una estafa mediatica. Hay RAZONES DE PESO para afirmar que el perrito ni murio ni se lo mato de hambre. He publicado una reciente nota en mi blog tratando de aclarar todo este asunto. Por favor, si les interesa descubrir la verdad, dense una vuelta.

www.existeunangel.blogspot.com

Alex D dijo...

Sinceramente creo que eso no es arte solo una forma de torturar a un pobre animal indefenso...si quiere hacer arte que se ate el a una cuerda!!