sábado, 6 de febrero de 2010

Raro


Siento que he perdido la costumbre a la soledad... y ahora si me siento sólo, pero en el sentido de sólo sólo sólo...

A veces, por más que quieres, por más que deseas, y aunque estarías dispuesto a entregar el corazón y a cosas enormes, resultan ser como el aire, transparentes, por que a quién quieres no le interesa nada, absolutamente nada de eso, que para ti es todo...

Y no encuentro la ecuación correcta a tan disparatada incongruencia....

No hay comentarios: