viernes, 31 de diciembre de 2010

Adios

Hasta luego 2010, me enseñaste que la vida es todo, menos justa: sólo es, y nada más, con todas sus sorpresas, bellezas y crueldades... y a la vez, con todo su amor (gracias Ari).

lunes, 6 de diciembre de 2010

Ni guapo, ni inteligente


Si hay alguien que me ha repetido constantemente que no soy guapo, ni inteligente, soy yo… y por lo tanto después de 28 años, resulta algo intrascendente que venga de otra parte…

Al menos hubo un tiempo en que me creí inteligente, al menos las boletas y el cuadro de honor así lo decían, hoy creo que no lo soy, que aunque tengo una “buena vida” no es nada inteligente, y que aunque mi idea siempre ha sido transcender, no soy un Newton, un Gandhi, un Márquez, un Allan Poe y tampoco tengo maestrías en negocios, es más ni se hablar inglés, en pocas palabras me falta mucha mucha inteligencia…

Mis conversaciones suelen ser aburridas, realmente por mi cabeza pasan miles de ideas, pero también mucha mucha flojera, no suelo hablar de mí y de mis pensamientos con cualquiera, a veces creo que pudiera estar loco, o peor aún, mis ideas puedan ser muy estúpidas... así que mejor todo lo guardo para mí.

Suelo, (como escribió una persona verdaderamente inteligente como Oscar Wilde) tener largas charlas conmigo mismo, que a veces no entiendo, así que no esperen a que me detenga esperando a que alguien más me entienda…

No soy guapo, eso lo fui tragando con el pasar de los años, con el pasar de los rechazos y de comentarios como los tuyos… he aprendido que importa un comino seguir pensando en aquello, sobre todo si veo que a cada día me pongo más pelón y más panzón…

En fin, que tus comentarios son siempre muy bien recibidos, así como tu menosprecio… la vez anterior que los recibi deje que escurrieran y pensé que vendrían tiempos mejores, no son perfectos, pero son mejores, no soy guapo pero no me importa, no soy inteligente, pero no puedo ni pensar ahora en eso…